De rojo y negro

Lo intenté! pero no pude sucumbir ante el deseo.

Fué una imagen nítida la que me motivó al acto.

En el fondo lo esperaba, en verdad, lo deseaba…

Negro incipiente de tenor elocuente.

Rojo, de color encendido de brasa, incandescente.

Agradezco pidiendo perdón…

 

Dudé, ahora lo confirmo, son esos pequeños momentos los que enardecen una canción.

 

(en la serie automatísmos diarios)

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s