Debilidad

 

 

 

Todo ésto es algo que nunca sabrás…

 

Regresaste y lo primero que quise fué evitarte y huír, fingir que no te extrañé, y mantener mi posición… ¡mi estúpida dignidad!. Luché contra mi ser y vencí, corrí a buscarte y te encontré.

 

Qué débil fuí…

 

Tomé tus brazos y, aunque traté de esconder mi estremecimiento, he de aceptar que me derretí entre ellos dándome cuenta, o quizá convenciéndome, de que quisiera permanecer ahí, entre ellos, por siempre. Nunca lo hago, por que no quiero dar señas de mi sentir, pero en ese momento no pude controlarlo y cerré mis ojos para memorizar tu contacto, para guardar el olor de tu piel.

 

Es tu cuerpo mi debilidad…esa tersa suavidad que mata.

 

Te miré a los ojos, me fundí en tu mirada y sonreí. Me miraste extrañada como  tratando de descubrir, o tal vez comprobando al fín, lo que ha sido evidente por años. Te evité y, porque así lo decidió mi orgullo, volteé la cara antes de que me descubrieras; quise esconder lo que he guardado con tanto recelo y ha sido mi motor de vida.  No hubo otra opción y, fingiendo amistad, te abracé de nuevo. Y, tras probar de nuevo tus brazos, no sólo te imaginé en mi vida si no que además te supliqué en silencio que me correspondieras. Sin abrir mis labios te dije al oído todas esas palabras tiernas que he guardado con recelo para tí. Y allí lo supe, lo que siempre he sabido; lo comprobé, lo compruebo y lo sufro… ¡no será!, no te viviré aunque te espere en la eternidad…

 

Rectifico mi declaración: no es sólo tu cuerpo, es todo tu ser mi eterna esperanza y única debilidad.

 

 

 

 

 

(en la serie automatismos diarios)

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Cuento y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 Responses to Debilidad

  1. bella dice:

    No puedo dejar de leerlo, sin duda, de mis favoritos, escribes hermoso.

  2. Si lo ha leído estará temblando de emoción. Menudas palabras. eso si, si me lo permites te diré que en el amor no cabe el orgullo. Díselo, dile lo que sientes. Mil besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s