El recibimiento

Sin abrir los ojos me notaste, estuve a tu lado. No me esperabas y mucho menos sabías lo que traía y había guardado para tí; ni siquiera todo lo que pasé para cumplir lo que había prometido. Lo creíste desde el principio, sin embargo, por la distancia, en cierto momento, decidiste apartarlo. Fueron momentos difíciles en los cuales no quise escribir… Llegué ahí y estuve a tu lado, como todas las veces, amándote desde lejos; soñando contigo; deseando, vibrando, sufriendo… conectados desde siempre. Me hinqué y estiré mis brazos mirando a tus párpados, seguías dormida. Separé mis manos y la luz emergió iluminando tu cara, tocándote tiernamente la faz; poniendo al descubierto tu belleza, deseándote como yo lo hago. Tus ojos se abrieron, sólo un poco; sí, lo suficiente para verlos; para admirarlos. Y me enamoré nuevamente, así de simple, como lo hago siempre, desde siempre. Los cerraste de nuevo, estabas cansada. Sin razón alguna la luz se incrementó sin deslumbrar uniéndose con la noche; una tenue imagen de esperanza… finalmente despertaste. Sorprendida por mi ausencia de tantos años decidiste escuchar, por mi lado, con mi sola presencia, te había venido a demostrar cuánto te he amado. Abriste tus brazos, y me pediste acercarme a tí; te percibí, te olí y te amé… fuímos uno. Te entregué la llama, mi lucha y junto con ella todas mis mañanas; aceptaste el presente y la luna feliz fué nuevamente. Afuera todo estuvo iluminado y en cierto momento, no recuerdo cuándo, te tomé de la mano y te acerqué a la luz…Abrimos la ventana, nos asomamos, miramos al cielo y entendimos la distancia; le observamos, nos miró y sonrió. Agradecimos su sacrificio. Su luz se incrementó, resplandeció todo a nuestro alrededor… finalmente, ante ella, nos unimos en un abrazo. Fué, así y desde ese momento, que ella ha sido el testigo de nuestro eterno compromiso.

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Cuento y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s