Sesenta

 

 

Pasa el tiempo y en él

se sustentan complementos

se fortalecen uniones e

incrementan sentimientos

sesenta veces te desperté

las mismas te he soñado

y en todas esas serenas

nunca lo hubiese esperado,

gustoso he estado en vela.

En ese espacio te he observado

día y noche, luz y calma

miradas vivas cruzadas

vida entregada a tu alma.

Sesenta vueltas de reloj

que con tus totales caricias

vivo me han mantenido

cariños de espera, que,

volando van ensalmando.

Agradezco abiertamente

por las horas dedicadas,

las letras pronunciadas

que dolores supera;

las palabras escritas,

los besos guardados

aguardándo sin urgencia;

sobre todo ahora repito:

gracias por la espera

y por tu linda existencia

 

 

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s