Caminata otoñal

 

 

 

Mayo un compromiso se crea… Noviembre, un compromiso se confirma…

 

El otoño nos va cercando y los contrastes mantienen la calidez visual a pesar de que la temperatura exterior comienza a decrementar. Frío suficiente para vestir abrigos y realizar una caminata. Tomados de la mano salimos de casa, como todas las tardes, a la misma hora, una hora antes de que empiece a obscurecer. Lo prometimos, algún tiempo atrás, y lo hemos venido cumpliendo con los años. Avanzamos con paso lento, miramos al frente; la fresca brisa nos alimenta los pulmones; suspiramos, platicamos sobre lo acontecido durante el día. Las hojas de los árboles van cayendo como si perecieran, en una lluvia de tonalidades ocres y amarillas; nos mojamos con ellas, nos empapamos de ellas y conforme se van depositando el el suelo se forma una alfombra suave, tersa, una ruta de princesas: un camino royal. Al pisarlas escuchamos su crujir y creamos música. Nuestras voces y nuestros pasos producen sinfonías; nos acompañan con su canto las aves, entonando melodías; con sus cortas y rápidas pisadas los conejos, generando ritmo; con su chirridos y modestia los rantocillos, produciendo el contrapunto. Canon natural; obertura compuesta, exclusivamente, para nosotros. Me detengo, te volteo, te tomo la otra mano, te tomo de las dos y te beso… un beso lento, suave, húmedo, pausado… delicado; te estremeces, me estremezco; nos estremecemos. Miramos de nuevo al frente e iniciamos el andar, mi mano derecha entrelaza los dedos de tu mano izquierda, chocan nuestros anillos y ese ruído acompaña la sinfonía como si fueran platillos; nos recuerda nuestro compromiso, nos sabe a Mayo. Permanecemos callados escuchando la música, ahora no hablamos pero nos acordamos cuando decidimos estar juntos, y recordamos, también, todos los problemas que pasamos para lograr estar unidos. Te vuelvo a detener y, esta vez, te abrazo, mi mano izquierda se posa en tu cintura y te acerco a mi cuerpo, la derecha se posa en tu nuca, sosteniendo tu cabeza, y te recargo en mi hombro, me acerco a tu oído y hablo muy suave y tierno:

 

¿Princesa?. Te amo mucho. –pronuncio–

Yo también. –contestas–

Tu también, ¿qué?. –pregunto–

Yo tambien amor. –repites–

Tu tambien amor ¿qué?. –pregunto de nueva cuenta–

Yo tambien te amo. –dices–

Pero yo te amo mucho ¿y tú?. –vuelvo a preguntar–

Si amor, yo también te amo mucho… –con cierto sonrojo en tus mejilas y una delicada sonrisa–

 

Noviembre, un compromiso se confirmó al crearse desde antes. Y como todas las tardes, como todos los años, la misma caminata; la misma conversación; un intercambio de preguntas y respuestas, un intercambio de palabras amorosas. Ese diálogo, repetitivo, que nos ha mantenido juntos por todo este tiempo sin llegar a la monotonía, que ha sido responsable de mantenernos unidos y que cada vez que se repite nos vuelve a enamorar…

Te abrazo, una vez más, y al oído te digo:

 

¿Princesa?. Te amo mucho. –pronuncio– Vayamos a casa, se está haciendo de noche y los nietos nos están esperando. –concluyo–

Vamos amor, yo también te amo mucho… –concluyes–

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Cuento y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 Responses to Caminata otoñal

  1. Tu texto me ha dado más ganas de las que tenía ya del otoño. Me encanta esta estación. Se siente, se siente, aunque todavía no del todo.
    Otoño es mi estación melancólica. Amo lo melancólico.
    Si tienes tiempo date una vuelta por mi blog, te puede gustar. Un saludo!

  2. Loretta Maio dice:

    Qué bello relato… dulcísimo.

    • Toto dice:

      Hola ya lo hago, no quise marcar el comentario como spam, pero no es necesario publicitarse de esta forma. Gracias por la visita y espero que hayas leido y disfrutado algo de mi sentir. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s