Confesión

El secreto no pudo permanecer en silencio, cuando se revela algo es como arrancar un pedazo de carne y donarlo, es como perder algo sin la certidumbre de alguna ganancia. Lo hice, no hay paso atrás.

 

Ahora queda una simple imagen que no me permite conciliar el sueño… recuerdos, palabras… sueños en vigilia.

 

Aquí estoy! destrózame, desgárrame la carne… no quiero seguir guardando nada.

 

(en la serie automatísmos diarios)

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s