En bonanza

De mañana, el mar se alejó pero no para siempre,

fué la resaca, la larga resolana matutina.

Arena en mi dedos, esperanza de vuelta…

miradas al horizonte.

Más allá de la vista se encuentra la confianza…

esa virtud donde se espera que “Aquel”

dé los bienes que ha prometido.

Por mi parte ¡He cumplido!, sabes bien a lo que me refiero.

 

El agua regresa, la arena se humedece, se llena el cauce.

Permanezco en pié y con la mirada constante

intento alcanzar lo que se encuentra del otro lado.

Divisar, esa es la palabra correcta.

Me hundo, me sumerjo… no temo;

me abrazan las olas, me arrullan…¡me lleno de mar!

Lo soñé, esperé, lo he deseado pero sobre todo rezado…

está de regreso y me lo ofrecen de nuevo,

está finalmente aquí…

¡esta vez no lo dejaré ir!

 

(en la serie automatísmos diarios)

 

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s