Calma

 

Me carcome, me viola y mata…

Establecer vínculos es un proceso sumamente doloroso.

Criterios que instituyen incomprensión, declararme y no morir,

esos puntos se han convertido en una nuez,

esa que me está mantando poco a poco.

 

Abro los ojos y es tarde ya, he despertado…

tuve la sensación de tus brazos y tu vaho sobre mi nuca

no deseaba despabilarme, necesitaba quedarme en tu regazo, bajo tu cobijo;

estuve disfrutando de tu cuerpo, de tu piel.

Sudoroso enfoco la vista.. no estás a mi lado;

es tu falta diaria la que me hace estar aquí en pié,

automáticamente escribiendo.

Me dispongo levantarme, sin embargo,

tu recuerdo me obliga a permanecer quieto

a volver a aquel reposo,

a la inacción y suspensión del movimiento voluntario y los sentidos,

me impulsa a acercarce de nuevo a tus suspiros.

 

Duermo de nuevo sin ninguna preocupación,

sé que es de mañana y debo obligar,

más la falta de tus caricias genera en mí laxidad.

Ya más nada importa, he perdido toda intención…

la vida, esa unión del alma y del cuerpo, avanza sin sosiego;

yo ahora estoy en pausa, sin movimiento,

solo disfrutando de aquello que no tengo y que algún día, tal vez, pude disfrutar.

 

 

 

(en la serie automatísmos diarios)

 

 

 

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s