Vuelta II

 

¿Soñé? o tal vez en verdad te abracé

tiernamente percibí tu piel,

olí tu sudor a cama y tu bello sueño;

surgiendo en mi mente deseos,

impulsos de viento;

y te imaginé como te ví:

modorra.

¿Dormido? tal cuál te miré

y mientras dormías

mis suspiros en silencio

te amaron, escucharon tu aliento;

vibré nuevamente, uva y caña.

¿Vivo? Si,

tu piel clara y ojos negros

han respondido.

Hoy, a tu lado, estoy y te amo e,

independientemente de la tristeza,

pruebo de nuevo tus labios y a noche me saben,

y miel fluye en mis pies, en mis brazos.

Dulce sonrisa sureña, mirada vibrante;

mis manos suspiran, mi alma perece

y tus caricias mantienen mi existir…

 

 

 

 

 

(en la serie automatismos “diarios”)

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s