Rezo

Paré y me acerqué, tenía tiempo de no hacerlo; veinte años por lo menos.

Entré, silencio completo y, a diferencia de anteriores tiempos, sentí paz y armonía. Esta atmósfera me motivo a hacerlo.

Me senté y comencé a observar todo a mi alrededor, clavos, mantos, imágenes.

Cerré mis ojos y tu imagen vino directamente a mi mente, tu olor me estremeció y tu tacto produjo lágrimas de alegría.

Me hinqué y, con las palmas de las manos juntas comencé a balbucear con gran fervor creyendo nuevamente.

Oré al final y pedí por tantas cosas que nos afligen pero sobre todo por nosotros para que nos unamos sin jamás volver a separarnos. Si, así, envejeciendo a tu lado.

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s