Sin pertenencias

Te quiero para mí, más no esa pertenencia objetal,

esa estupidez humana de colectar y recolectar.

te quiero para mí de una forma pura, blanca y deseada,

de forma expresa y sin ataduras.

Sin obligación, con libertad.

Tu presencia en falta me motiva a tenerte,

me incita a robarte el alma.

Te quiero para mí, así como eres

en tus mejores y peores tiempos;

en devenires y tristezas;

en enojos y alegrías;

en tu angustia e indesición;

toda tú..

 

¡Escucha!

 

te quiero para mí y para nadie más.

 

 

(en la serie automatísmos diarios)

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s