Sinfonía de vida

 

 

Allegro

Aparecí en sorpresa y destino, clarifiqué momentos

realicé todo aquello posible y deseable

monté caballos con alas, defendí mis instintos;

soporté necedades y disfruté la satisfacción de necesidades.

Nunca maduré y nunca pensé hacerlo y menos aún que pagaría por ello.

 

Scherzo

Clamor, intuición; composiciones claras,

mirando al suelo y profiriendo ante el barranco,

reviví heridas en tiempo; separaciones comprendidas.

Constaté que la dureza es vida y que la vida es crueldad;

rosa en alba, perlas y catalinadas, marcas intuitivas…rechazo,

“crescendos” apabullantes…dolor sin compasión. ¡Sobreviví!

 

Adagio

Entrando en la escena, tercer movimiento;

actuación de vida: dos tercios han pasado en cabal momento;

lluvia violenta me siento ahogado, asfixiado.

Con vigor y esfuerzo me estremezco;

el tiempo se alimenta de mis pensamientos.

Dos de tres han vuelto, no encuentro la mejor opción.

Logros de última hora intentando obtener impulso y superar frustraciones,

avanzo y voy llegando a la meta, a la vez, retrocedo en oficio…

la vida cobra facturas, empiezo a a pagar mis necedades.

Manchas, nueces crecientes. Se acaba el tiempo…

 

Recitativo

Llegaremos algún día al momento de inicio. Cualitativo, constante.

Cuarto y último movimiento, “pianissimo”; decadente. Anatomías sufrientes,

trataré de seguir el “momentum” e imploraré una renovacíón intensa del espíritu…

 

He vuelto y de la misma forma sugiero un toque de campanas por los difuntos.

 

 

 

(en la serie automatismos diarios)

 

 

 

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

4 Responses to Sinfonía de vida

  1. Canon de Pachenbel es la obra clásica que más me hacen sentir. La utilizo para todo: momentos de felicidad, de amor, de desasosiego….. Empieza lenta, se cuela por mis oidos, me sujeta, me eleva, me hace bailar y soñar y, agotada, me devuelve a mi mundo.
    Tus palabras han producido en mi el mismo efecto.
    Seguro la conoces, póntela bien fuerte, que te cale y mientras lee tus palabras como si se las hubieras robado a otro, entonces, solo entonces, entenderás lo que yo he he sentido y seguro otros también.
    Precioso, de verdad.

  2. redbarcheta1 dice:

    Me alegra que hayas regresado, de donde estuviste.
    Un abrazo de andante con moto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s