De vuelta

 

Traigo el dolor de tu piel y la tristeza de tu semblante,

sonríes sin cuidado… tus labios se han vuelto repulsivos,

con tu mirada trasnochada has agredido mi existencia.

 

Cráteres de sed sintetizando amoríos

sentimentalismos incluídos, esperas troyanas

aquí, en mi alma, sucede lo imprevisto

y ¡sí!, sin clamor, contrarresto tu ausencia.

 

En una canción he atado las cuerdas de lo relativo

manteniendo el último aliento en suspenso, estable…

sobrevivir, comprender y, al final, sanar

contando, una a una, las ventajas de mi felicidad.

 

Comprendo, ahora, los designios de tus imaginaciones.

 

 

 

(en la serie automatismos diarios)

 

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s