Esa noche

Cerré mis ojos y apareciste,
como todas las noches,
ahí en mi mente dando vueltas
y al mirarte en esa obscuridad
supe que no te podré
nunca dejar de amar.
Le haces falta a mi casa
a mi cuerpo
pero sobre todo
a mi alma
y mientras voy durmiendo
te vas haciendo más presente
por que sé que estás ahí
cautiva.
Voy durmiendo y
el viento gélido que abraza mis manos
junto con mis deseos de tocar tu piel
se concentran ahora en tu ausencia
me haces falta -te lo digo
me miras en mis sueños y sonríes
no te vayas
-suplico-
te amo como no lo hice antes
le haces falta a mi cama
pero sobre todo
a mi alma
y finalmente duermo

Anuncios

About Toto

SImple, entregado, fiel y melancólico. Neurótico desde el punto de vista analítico y psicótico en sueños y escritos. Vomitivo por las mañanas y sufriente por las noches. Así soy yo...
Esta entrada fue publicada en Automatísmos diarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s